• El tiempo señalado

    El pasado día 18 de Mayo de 2016 tuvo lugar en Espacio Ronda, calle Ronda de Segovia, 50, 28005 Madrid, Espacio Ronda, la presentación de la última novela de María José Ros.

    Año 2018, 5778 en el calendario hebreo. Fecha clave para la Humanidad. La combinación de ambos representa el código “911”, encriptado en el Libro del Génesis. Es la Puerta de apertura al Conocimiento que traerá a la Tierra una Energía Superior procedente de la dimensión espiritual.

    Continúa
  • D-os nunca abandonó a su pueblo

    En los casi 5778 años de nuestra existencia desde Adam, hemos tenido la conexión al Creador a través del Arca del Pacto

    Continúa
  • El Zohar Explica los Finales 70 Años hasta la Redención

    Estas colecciones de citas del Zohar de la sección sobre parsha Mishpatim trata toda ella sobre los 70 años finales que conducen a la redención final (geulá). Nosotros las presentamos aquí en el orden en que aparecen en el Zohar:

    Continúa
  •  Cada Año tiene Significado, Este Año, 5774, es Especialmente Revelador

    ¿Siente usted la aceleración del tiempo? ¿Son sus ciclos de 7 días cada vez más cortos, con más presión para hacer las cosas y menos tiempo para hacerlas? ¿Siente la presencia espiritual, el bien y el mal, en nuestro mundo como nunca antes en nuestra vida, como si la distancia entre el cielo y la tierra se derrumbara?

    Continúa

2013-10-27 07:10:41 Jeffrey Meiliken.    kabbalahsecrets.com  

 Parte II de IV, continua desde 5774 Revelado     Ayin y Dalet

AYIN DALET

 Las dos letras Ayin y Dalet tienen valores de 70 y 4 respectivamente y son las dos letras más grandes encontradas en la primera y la última palabra del primer versículo de la famosa Oración Shemá, como está escrita en la Torah. Fue Rav Brandwein, de bendita memoria, quien me enseñó que las letras finales en las palabras apuntan al futuro, y por tanto no es coincidencia, que el valor numérico en las palabras Shema (SheMÁ) y Echad (EChD) juntas más el kolel, y que significan “Escucha-Uno” es 424, el valor numérico de Mashiach Ben David (el Mesías).

 

  Mucho más, el valor numérico de todas las letras entre las ampliadas  Ayin y Dalet es 704, claramente representativo de 70 y 4. Sin embargo, si sumamos la Ayin y la Dalet a 704, obtenemos 778, como en los 4 años finales de los 70 años finales que nos conducen al Mashiach Ben David (el Mesías) en 5778. B´H. Obviamente, los Sabios tenían razón al decirnos que recitaramos el Shemá 3 veces al día; no es solamente para protección y sanación, sino que nos conecta en cuerpo y alma al Mashiach en el tiempo correcto, al final de los días y nos coloca en el camino correcto para que entremos en los 4 años finales de los 70 del final.  

AB

El valor 704 no es solamente el valor de las letras del medio en el Shemá; es también el valor numérico de la línea media del Ana B´Koach (Nombre de 42 Letras), la que nos puede otorgar el poder de perseverancia y lo que es más importante, conectarnos al Brit (Pacto) del Mashaich.

                    

Mucho más, los Sabios nos cuentan que esta dos letras AD, las cuales juntas forman la palabra  testigo, representan los 2 testigos. Los dos testigos son a menudo citados como Moisés y Elías, pero permitanos examinar la palabra AD en relación a la Torah un poco más lejos antes de llegar a conclusiones.

 

AYN y DLT están intimamente relacionadas: Como se señaló arriba, el valor numérico de AD sumadas juntas es 74 y todas las palabras dispares en la Torah que tienen el valor numérico de 74 son encontradas un total de 434 veces en la Torah, siendo 434 el valor numérico de la letra DLT 4-30-400 (D), el cual es asímismo encontrado 7032 veces en la Torah. Entonces, si multiplicaramos los valores simples de A (70) por D (4) en lugar de sumarlos, obtendríamos 70 x 4 = 280, que es el valor  numérico de las 5 letras finales (MNTzPK), los 5 juicios finales, y  da la casualidad de que la palabra AD es encontrada exactamente 280 veces en la Torah. Tomado con el significado AD, tenemos ambas “hasta” los días finales (juicios) y como testigos de los días finales, etc.

 

FIN

Estas 5 letras finales, llamadas colectivamente manzipach son a menudo conectadas al final de los tiempos por los tzadikkim (justos) y están representadas numéricamente por las letras PR (280), por lo que no es de extrañar que ellas sean encontradas en la palabra Shofar (ShVPR)  (Cuerno) y en Yom Kippur (KYPR) (Día del Perdón) cuando nuestros juicios colectivos e individuales necesitan ser mitigados. Este año las 3 Fiestas representan las columnas izquierda, la derecha y la central del Árbol de la Vida –Rosh Ha-Shannah, Pesach y Shavuot- que juegan un rol prominente muy importante en nuestras preparaciones para los días finales. Colectivamente, las inciales de estos 3 días Santos explican el reverso de nuestro Shofar (Sh-P-V´R), pero esto lo desarrollaremos más en un artículo por separado.  

 Mucho más, la suma de las 22 letras Hebreas que pueden ser permutadas, como para  la discusión anterior, es de 1495 y si restamos el valor de las 5 letras finales (280) de ellas, obtenemos 1215, menos el kolel es 1214, valor que una vez más reveló Rav Abulafia y conectado al Ayin Dalet en el primer artículo de esta serie, significando “la permutación de las letras”,  (1214) y las “70 lenguas” (1214).

 En la Torah la palabra AD siempre conecta con los días finales y como podemos ver ahora, los juicios finales están asociados con el fin de los días también. Inmediatamente después de que la tierra fuera limpiada en el Diluvio (mubul, MBVL), la Torah recuerda la historia de la Torre de Babel en la cual el pueblo se unió para alcanzar los Cielos por su propia voluntad manipulando los nombres divinos y utilizando la energía y las codificaciones angelicales detrás de las letras Hebreas, permutandolas si se quiere. A fin de pararlos, D-os tomo su idioma, el Hebreo, y lo alejo de ellos dividiendolo en 70 idiomas diferentes, dispersando de este modo al pueblo en 70 naciones diferentes.   

         

                                                                               Él y Su Nombre son Uno

De acuerdo a los tzadikkim el futuro en el tiempo del Mashiach y la geulá (redención final) el Nombre YHVH será reemplazado por YHYH de valor numérico 30, lo cual está aludido en el versículo: “En ese día, D-os (YHVH) será (escrito YHYH) Uno, y Su Nombre Uno” (Zakarias 14:9).

                                                                  .בַּיּוֹם הַהוּא, יִהְיֶה יְהוָה אֶחָד–וּשְׁמוֹ אֶחָד     

                    

Ahora, dado que 30 es el valor numérico de la letra Lamed (LMD) la cual tiene escrito como valor 74, el futuro Nombre YHYH del versículo de Zakarias de Su Nombre siendo Uno está relacionado con las letras grandes AD del primer versículo de la Oración del Shemá conde es proclamado que el Señor es Uno. Esta conexión mejora la fuerza y el poder del Shemá cuando lo recitamos y una prueba más para fortalecer esta conexión es encontrada en un oscuro pero muy revelador algoritmo de gematria. 

           Dado que Á = 70 y D = 4, tomamos (AXD)/(A+D) = algo

                y (70x4)/(70+4) = 280/74 = 3.78378378......

                378 = Echad Ushmó Echad  (אֶחָד–וּשְׁמוֹ אֶחָד)

                        Uno y Su Nombre es Uno

Es evidente que estos dos versos estaban destinados a ser unidos, y para ayudarnos a alcanzar la redención final en su tiempo apropiado. Y como Rav Berg, quien confirmó está conexión para mí, señalando siempre Echad Ushmó Echad tiene la misma gematria que “amando y cuidando” (Ahabah Deagá), lo cual es el mensaje real que necesitamos adoptar.

 El tiempo se está acelerando y va a la inversa como se reflejan entre si los calendarios Hebreo y Occidental. La unidad en la Torre de Babel ocurrida poco después del Diluvio (MBVL), el cual comienza con la asignación del Nombre de 42 Letras (MB) y que tiene el valor numérico de 78. Como las cosas se precipitan hacia atrás a la realidad del original Árbol de la Vida, necesitamos alcanzar primero la Unidad, y después la limpieza (Diluvio).

 Hoy, nosotros necesitamos desesperadamente encontrar la Unidad. A través de la moderna tecnología, nos han sido dadas herramientas a través de las cuales todo el mundo puede saber casi instantaneamnete el pensamiento de todos, no importando como de mundanos y profanos sean ellos. Y desde entonces Rav Berg, de bendita memoria, abrió las compuertas de la kabbalah al mundo, la antigua tecnología se ha esparcido como un reguero de polvora, llevandonos de nuevo al Único Idioma Hebreo y al conocimiento de cómo “permutar las letras”.

 Codificado en el primer versículo de la Torah no sólo está la poderosa oración/meditación Ana B´Koach, sino que además el mismo valor numérico 1214, como valor de las “70 lenguas” y de “la permutación de las letras” dos veces. El valor completo de las primeras 9 Letras de la Torah menos el kolel de 1 también equivale a 1214, al igual que las 11 únicas letras utilizadas en la construcción de ese mismo primer versículo. Abraham, en su Sefer Yetzirah, llama a las Letras Hebreas bloques de construcción, y como Mente Artesana, es a través de la permutación, recombinación y reconstrucción de estas Letras que nosotros podemos construir una ciudad y una torre para abarcar las 70 sefirot entre el Cielo y la Tierra. 

LIB

Sin embargo, si usted no piensa que hay una relación energetica entre las 70 sefirot ó al menos el número 70 y las Letras Hebreas, considere esto: el logaritmo natural de 70, ó LN 70 = 4.248, y la suma de los nombres escritos de las 22 Letras Hebreas es igualmente 4248. Y permitasenos no olvidar que 424 es Mashiach Ben David.

AB1

De acuerdo al Rav Berg, de bendita memoria, esa torre, esa unidad, debe ser construida sobre el amor. Su andamiaje sería el Nombre de D-os de 42 Letras, conocido como el Ana B´Koach, un siete (7) con peldaños (70 sefirot) matriz o escalera al Cielo, cuyo primer versículo es equivalente numericamente al del “Amor Incondicional” (ABG YTTz = 506) y a Mashiach Ben David en su forma completa (incluyendo sus valores ordinales). Como Rav Brandwein explicó, es a través de la comprensión del Nombre de 42 Letras de D-os que la geulá (redención final) ocurrirá.

 

La Torah ilustra repetidamente que la energía nunca se pierde y que al igual que un número representa la energía en todos los números enteros que conducen a ella, así lo hacen las Letras Hebreas (por ej. Bet incluye a Alef y Bet y Guimmel incluyen a Alef, Bet y Gimmel). Por lo tanto nos está diciendo que la suma de las 22 Letras cuando cada una es tomada como una suma de todos los valores de las Letras nos conduce a 6200 ó 10 x 620, el valor numérico de Keter, la más alta sefirah (dimensión). Y es aún más revelador que la raíz cuadrada de esta suma, 6200, es 78.7400.... Como se ilustra en el libro “No hay nada aleatorio en el Universo”, los mensajes de D-os son extra redundantes, lo que nos deja pocas oportunidades de perderlos o de buscar excusas.

 

 

 RAN

Concerniente a las únicas 11 Letras del primer versículo de la Torah, ellas están conectadas a las 11 sefirot, incluyendo la sefirah superior de suma importancia (T), los 11 inciensos, y los 11 puntos, el último de una serie de los 10 conjuntos de puntos extraños encontrados sobre ciertas Letras en la Torah. Paralelo a nuestra discusión, este conjunto de 11 puntos finaliza con la palabra AD, de valor numérico 74 y comienza con la Letra Lamed (LMD), también de valor numérico 74. El valor numérico de todas las Letras bajo estos 11 puntos es 314, el valor numérico de MeTaTRON (40-9-9-200-6-50), y cuando el valor ordinal de las Letras es también considerado, es 422. Como se explicó en el libro “El Divino Calendario”, 422 es el    valor numérico de la palabra setenta (70 - ShBÁYM) y también el año en el que el Primer Templo Santo fue destruido, -422 ACG y por lo tanto reflejo del año en el que el Segundo Templo Santo fue destruido en el 70 CG.

 

Ahora, la palabra AD en gematria atbash, la cual es un cifrado Cabalístico que invierte el alfabeto Hebreo, es convertida en ZQ, de valor numérico 107 (7+100), valor que es significante porque la suma de todos los números enteros desde 1 a 107 es 5778, mientras que la suma de los logaritmos de los números enteros desde log (1) a log (74) es 107.... Y la palabra L´AD,  (30+70+4 = 104 + 3 kolel de letras = 107) significando para´ siempre, -el lugar de la vida sin fin- es encontrada 4 veces en la Torah y también tiene el valor de gematria 107. Todos los caminos nos conducen a un punto en nuestro futuro a sólo 4 años desde ahora. 

 DIV

Todo esto significa que las puertas se han abierto y necesitamos comprometernos ahora porque en el 5775 puede ser demasiado tarde.

Piense en esto como un viaje de 5778 años hacia el Sol, -siendo a proposito 5778 grados Kelvin la temperatura de la superficie del Sol.

SOL

En un momento determinado, digamos  dentro de 4 años, no hay retorno; usted será atrapado en el campo de gravitación del Sol, esté preparado para ello o no. Esto es en donde todos nosotros nos encontramos justamente ahora. El tiempo mismo está siendo succionando dentro del campo gravitacional y se está acelerando sustancialmente.    

Quedan 4 años en este periodo de 70 años que comienzaron con Israel convirtiendose en una nación (1948). 70 años representan a las 70 sefirot de la escalera del Zeir Anpin y Zeir Anpin es el aspecto de D-os llamado YHVH. Porque las 70 sefirot emanan desde este Nombre de 4 Letras, lo que significa que ellas se asientan en la cabeza como los últimos 4 peldaños de la escalera; los 4 años finales corresponden a las 4 Letras de YHVH.

Recuerde, ambas, las Letras Hebreas y nuestro sistema numérico representan valores de energias y los tipos de base sobre la base 10, la estructura de 10 dimensiones de nuestro Universo, estando de acuerdo ambos,  los antiguos físicos y los modernos. La suma de los logaritmos de 1 a 70 es 100.078 y 100 es Keter, la suprema completitud, por lo tanto, dado que 100-74 (AD) = 26, el valor del Nombre YHVH, es seguro decir que hemos entrado en el vortice. Una vez ingresado no hay vuelta atrás. Con el tiempo acelerándose, la distancia entre causa y efecto está colapsando, dejando poco margen de error. Tenemos que ser capaces de tomar las decisiones correctas en primer lugar porque para nuestra consciencia es crucial. Por lo tanto, la cuestión es que tenemos que tener la consciencia que pueda encontrar y construir la torre al Cielo con Amor, el Templo Santo Futuro, ¿o tendremos la negativa consciencia egoísta que representó la separación de los Santos Templos...?

 ¿Cómo sabemos que hay 4 años dentro del 70 que la Dalet y la Ayin representan y no 70 más 4 años desde que Israel se volvió una nación? Lo sabemos porque cuando Iakob (Jacob) descendió a Egipto en el de los 4 exilios, la Torah nos dice que fueron 66 miembros de la familia justamente antes de que nos diga y muestre el total 70. Hay 70 niveles de comprensión de la Torah y todos son importantes; nada es superfluo.

 De acuerdo a innumerables tzadikkim, incluyendo a Rabbi Chaim Ben Attar en “Ohr Ha´Chaim” (Luz de Vidas): “siendo el valor numérico 78, que (representa) tres veces el valor numérico (26) de las cuatro Letras del Santo Nombre. Esto fue una alusión a la Vida Eterna, p.ej. pasado, presente y futuro”. Tenemos mucho que esperar en nuestro futuro próximo y mucho incentivo para cambiar nuestra consciencia ahora a aquella de la Unidad y Amor, a la Unidad. B´H (Baruj HaShem - Con la ayuda de Ha´Shem) ello será suficiente.

 Yo originalmente intenté poner en clave mística la frase de la Torah: Ad Hyom Hazeh, “hasta este día”, pero este artículo se hizo demasiado largo, por lo tanto lo postearé por separado,

 Ezra

 Traducido por Ish TaM el 28-10-2013

Si en algunos artículos no puede visualizar las letras hebreas, necesitará descargar la fuente hebrea en su ordenador de sobremesa. Nosotros le proponemos ésta, descárguela, descomprímala y copie el archivo en su ordenador. Es muy fácil vaya al “Panel de Control”,y en “Fuentes” es donde tiene que colocarlo.
Descargar Fuente Hebrea

Hay 35 invitados y ningún miembro en línea

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. Ver política