• El tiempo señalado

    El pasado día 18 de Mayo de 2016 tuvo lugar en Espacio Ronda, calle Ronda de Segovia, 50, 28005 Madrid, Espacio Ronda, la presentación de la última novela de María José Ros.

    Año 2018, 5778 en el calendario hebreo. Fecha clave para la Humanidad. La combinación de ambos representa el código “911”, encriptado en el Libro del Génesis. Es la Puerta de apertura al Conocimiento que traerá a la Tierra una Energía Superior procedente de la dimensión espiritual.

    Continúa
  • D-os nunca abandonó a su pueblo

    En los casi 5778 años de nuestra existencia desde Adam, hemos tenido la conexión al Creador a través del Arca del Pacto

    Continúa
  • El Zohar Explica los Finales 70 Años hasta la Redención

    Estas colecciones de citas del Zohar de la sección sobre parsha Mishpatim trata toda ella sobre los 70 años finales que conducen a la redención final (geulá). Nosotros las presentamos aquí en el orden en que aparecen en el Zohar:

    Continúa
  •  Cada Año tiene Significado, Este Año, 5774, es Especialmente Revelador

    ¿Siente usted la aceleración del tiempo? ¿Son sus ciclos de 7 días cada vez más cortos, con más presión para hacer las cosas y menos tiempo para hacerlas? ¿Siente la presencia espiritual, el bien y el mal, en nuestro mundo como nunca antes en nuestra vida, como si la distancia entre el cielo y la tierra se derrumbara?

    Continúa

En nuestros días

En primer lugar constataremos que desde el punto de vista de la Tradición “Nuestros días” puede entenderse desde dos puntos de vista igualmente válidos:

Por un lado tenemos el punto de vista “individual” y por el otro el “colectivo”; ambos simultáneos:

De un lado tenemos el punto de vista “temporal”, tal y como lo entendemos comúnmente (Pasado, Presente y Futuro) y por el otro lado lo que podríamos llamar “el tiempo instántaneo o “no tiempo”, pues todo lo que existió, existe o existirá, está ya dado “aquí y ahora”, precisamente como “Presente Eterno”. Observemos la relación en nuestro idioma entre las palabras “Presente, Don, Regalo”.

Luego, en primer lugar, hay o existe un camino individual para cada uno de nosotros en el que uno debería integrarse en la Tradición (La Cabalá, como una de sus vías) y que puede ser realizado en “el instante”, “aquí y ahora”; y luego, además, un camino colectivo para el resto de la Humanidad que será realizado en lo que entendemos temporalmente como “tiempo” (presente y futuro), aunque éste implique un mayor número de “años” (siglos o miles) en los que la toma de consciencia conjunta deberá ser realizada por la Humanidad misma, siendo éste a la vez un camino de “sufrimiento” en la forma.

Ésta sería la base de lo principal de la Tradición, pero mi idea era centrarme en lo que la mayoría entiende (binah) en la actualidad como “nuestros días”, es decir en el momento actual y “de más rabiosa actualidad” como diría cualquier periodista al uso hoy en día.

Y en primer lugar me gustaría comenzar afirmando que la Tradición, al ser la expresión de “la Verdad” Una y Eterna, se podrá ocultar en mayor medida según las épocas pero nunca podrá ser afectada (recordemos las palabras de Yeshúa en Yehohanan, Juan 2,19: “Destruid este Templo y en tres días Yo lo levantaré”.  Para bien o para mal, el momento en que nos toca vivir “hoy en día” es uno de los más…digamos “complicados” de comprender y a la vez uno de los más “duros” de sobrellevar.

Vivimos en un momento en el que la mayoría de los “valores tradicionales” (de la Tradición) están intentando ser sofocados y esto, está sucediendo a un ritmo cada vez más acelerado y a un nivel global y la “des-orientación” (la Luz viene del Oriente) cada vez se acerca más a su máxima expresión. Sucede igual y esto lo sabe la Tradición, tanto “Arriba” (el máximo desarrollo de la Luna cuando se acerca a su fase de “Luna Llena”; uno de sus símbolos) y que es equivalente al máximo desarrollo (multiplicidad) que estamos viviendo hoy aquí “Abajo” pues ahora en el planeta estamos viviendo lo mismo (multiplicidad por todas partes, - muchos pueblos, almas; muchos productos, inventos de todo tipo, etc.,) es decir, un máximo desarrollo en lo material, momento en el que lo “espiritual” se suele “retirar” (esconder, no siendo lo mismo que desaparecer, por supuesto).

Además, “las fuerzas de las sombras” (s´a; sitra ajrá) trabajan a “destajo” (sean conscientes o no de ello muchos de los que con ellas colaboran); con el fin y objetivo de dominio y control de todo el planeta (la mente colectiva) y sus habitantes, no sólo físicamente sino mental y emocionalmente del alma de los mismos. Siendo esta, por supuesto, la forma que utiliza el Creador, HaShem de conducir a “Su Pueblo” con el fin de que “Escuche…..”.

Y para ello estamos siendo conducidos a un mundo en el cual todos los placeres, goces y demás son ofrecidos por “el gran tentador”.

Recordemos, ZaJoR: 

Marcos 5,8: Porque Él le estaba diciendo: "Sal de este hombre, inmundo espíritu". 9. Y le preguntó: "¿Cuál es tu nombre?" Respondiéndole : "Mi nombre es Legión, porque somos muchos".
 
Baudelaire decía que la trampa más astuta del diablo es persuadirnos de que no existe.
 
"Lo lleva a un monte muy alto, le muestra todos los reinos del mundo y su gloria, y le dice: todo esto te daré si postrándote ante mi me adoras". Yeshúa responde: apártate de mi Satanás, porque esta escrito: al Señor tu Dios adoraras y solo a El darás culto". (Deut .6:13).

Y ojo, no olvidemos que en cada uno de nosotros vive un “gran tentador” y en la medida que le “demos cuerda”, pues….fomentamos y colaboramos con la situación mundial.

Estamos viviendo un “fin de ciclo” conocido en las tradiciones como “Edad del Hierro”, “Kali-Yuga”, “Cuarto Mundo”, etc…

La manipulación de las masas y la repetición abusiva y continua de “las noticias mal-versadas”, es decir, “mal expresadas” intencionadamente desde las cúpulas (cabezas) de los medios de comunicación en función de sus intereses y en connivencia en general con las citadas “fuerzas” (recordemos la frase de Goebbels: una mentira repetida mil veces se acaba convirtiendo en una verdad). En nuestros tiempos en los que “todo aquello que no sale por la televisión…..no tiene visos de ser verdad.

En verdad, estamos siendo presa (por dejadez de responsabilidad) de un ilusionismo mediático mágico refinado.

Nos dirigimos como una bola de nieve sin control hacia un mundo con un “mando” único y global y recordemos que todo esto se ha “justificado” con el fin de “igualarnos” a todos; pues en realidad “todos somos iguales, somos todos hijos del mismo Creador”; pero lo que “se nos esconde” es el hecho de que han tratado de “igualarnos” siempre por los valores (en caso de que estos fueran tales) más bajos y rastreros que el hombre puede mostrar en su “naturaleza egoísta” con la que fue creado; en lugar de señalarnos, mostrarnos y ayudarnos en el camino de ver que es lo que nos “iguala” verdaderamente a todos pero “por los mejore valores de la Humanidad a los que ésta ya está determinada a realizar y promocionar a estos mismos valores: Amor, Caridad, Justicia, etc.

Vivimos en un periodo en el que los grupos, “sectas” de todo tipo que se llaman a sí mismas “esotéricas”, porfanando el verdadero sentido de dicha palabra, New Age, etc. Han prolifarado como “setas” y el gran problema es que la mayoría de estos grupos, desde sus puestos oscuros de liderazgo oculto ya se encargan de “velar-encubrir; está utilizando estos símbolos y palabras sagradas (me refiero a la Cabalá y a la Tradición) utilizándolas desde sus cúspides en su aspecto más oscuro y negativo (que también poseen, para poder “obstaculizar” y “engañar” al que así lo merezca) para sus oscuros fines (desprestigiando así, de esta manera, su naturaleza sagrada que por supuesto, existe). Y aquí es en donde entra en juego el “quid” de la conferencia en cuestión* y en donde juega su papel más importante la palabra que hoy nos ocupa:
 
*La KAVANAH (INTENCIÓN) en la Cabalá. (conferencia que será añadida próximamamente).

 ES “LA INTENCIÓN” LA BASE DE TODO.
 
“LA INTENCIÓN” CON LA QUE CADA UNO EN CADA INSTANTE DE SU VIDA EN CADA MOMENTO REALIZA CADA ACTO MÁS PEQUEÑO EN SU COTIDIANEIDAD, PUES LA CLAVE ES ESTA: “EL SEÑOR AMA HASTA LO MÁS INFINITAMENTE PEQUEÑO”; PUES EL SE ENCUENTRA EN “TODAS PARTES”…RECORDEMOS POR EJEMPLO:
 
Él es la Inteligencia que anima el movimiento de lo infinitamente pequeño y de lo infinitamente grande. Él es la vida que bulle y palpita en cada sol, como en cada átomo.
En “El Evangelio según Tomás”, de los textos de Nag-Hammadí hallados recientemente en Egipto, Yeshúa, dice:

77. Dijo Yeshúa: «Yo soy la luz que está sobre todos ellos. Yo soy el universo: el universo ha surgido de mí y ha llegado hasta mí. Partid un leño y allí estoy yo; levantad una piedra y allí me encontraréis».

“ES LA INTENCIÓN” EN LA DIRECCIÓN CORRECTA (HACIA LA LUZ) UNIDA A LA FÉ (SEGURIDAD DE CONECTAR CON LA TRADICIÓN O CABALÁ)  LO QUE NOS PUEDE MANTENER “A SALVO” EN ESTOS MOMENTOS TAN DUROS  EN LOS QUE NOS MOVEMOS Y NOS HACE CONFIAR EN  VIVIR EN LA PAZ – SHaLOM (COMPLETITUD DE HaSHeM)

Según la palabra de Juan: “Ahora el príncipe de este mundo es echado fuera“. (Jn 12,31).
 
110. Dijo Yeshúa: «Quien haya encontrado el mundo y se haya hecho rico, ¡que renuncie al mundo!».

111. Dijo Yeshúa: «Arrollados serán los cielos y la tierra en vuestra presencia, mientras que quien vive del Viviente no conocerá muerte ni (...); pues Yeshúa dice: Quien se encuentra a sí mismo, de él no es digno el mundo».
 
82. Dijo Yeshúa: «Quien esté cerca de mí, está cerca del fuego; quien esté lejos de mí, está lejos del Reino».

BEN-DICCIONES

Si en algunos artículos no puede visualizar las letras hebreas, necesitará descargar la fuente hebrea en su ordenador de sobremesa. Nosotros le proponemos ésta, descárguela, descomprímala y copie el archivo en su ordenador. Es muy fácil vaya al “Panel de Control”,y en “Fuentes” es donde tiene que colocarlo.
Descargar Fuente Hebrea

Hay 81 invitados y ningún miembro en línea

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies. Ver política